16 de febrero de 2009

RADIOGRAFÍAS DE UN PRESIDENTE lll


Cuando Guillermo Fernández Vara se acercó a Ibarra, al PSOE pacense, la organización ya había llegado al techo de su crecimiento, ya era una maquinaria engrasada que arrollaba en las elecciones, sus maneras estaban asentadas y los coroneles ejercían con firmeza su mando en plaza. Con ese panorama, abandonado a su suerte, nuestro actual Presidente no habría llegado ni a secretario general de una agrupación menor. Dadas sus peculiares características psicológicas, es evidente que Guillermo se debía sentir (y se siente) incomodísimo en unos procederes donde se percibía, se palpaba la continua medición de fuerzas, la astucia palatina, las deslealtades entre amigotes, los laberintos del pasado al presente y de Cáceres a Badajoz o las corrientes de pensamiento a medida y conveniencia. Claro que, aquel trajín en la trastienda, sólo estaba al alcance de los avisados, porque casi todo lo eclipsaba el resplandor de Ibarra, el indiscutible e indiscutido. Muy hábil, nuestro Guillermo, buscando la cercanía personal al mismísimo Ibarra, ganándose su aprecio personal, sin pisar los callos a la guardia pretoriana, desconfiada por naturaleza. Así, en solitario, sin levantar suspicacias, eludiendo participar en escaramuzas de familia, no dejándose tentar por las ofertas envenenadas, arrimándose al hombro del Padre, como un angelote inocente y laborioso, dejó que le cayese, cual breva madura, la herencia de la primogenitura.
Guillermo fue designado para los restos por quien podía hacerlo y el Congreso Regional vino a dar formalidad, a ratificar lo que ya estaba decidido. Pero, qué hacer, cómo librarse de la vieja guardia pretoriana sin incomodar, porque esos tiburones te la guardan y al primer síntoma de desfallecimiento te devoran. Ibarra les había exigido que le dejasen las manos libres, que Guillermo eligiese a la Ejecutiva Regional que tuviese por conveniente. Sí, pero cómo darles la jubilación anticipada a unos barones que eran renuentes a dejar el puente de mando. Y Guillermo, siguiendo la estela de Zapatero, invocó las palabras que nadie cuestiona, las que provocan una aceptación resignada y modorra: Paridad y Renovación.
Genial, l@s juveniles, miembros y miembras, subieron al primer equipo como si fuera algo irremediable. Y los coroneles desconcertados, porque, acostumbrados a manejar a través de personas interpósitas, se dieron cuenta de que habían descuidado la cantera, que se hacían fichajes de auténtic@s desconocid@s, sin su conocimiento ni su consentimiento. A mayor complicación, las tropas medio-ocres, la de los cabos chusqueros, en un sálvese quien pueda, se ofrecían sin contraprestaciones al nuevo Señor, mostrándole sus mejores vástagos, por si algun@ de ell@s colaba. Herido de muerte (política) el gran Federico, ni siquiera queda esperanza para la intriga palaciega, para la revuelta periférica. Menos mal que, para esta nueva imagen de familia, nos han dejado a Ramón, aunque solo en el córner.
En fin, que alguna resistencia disimulada queda todavía a que la Fuente deje las aguas del estanque para brotar alegre y cantarina o a renovar el Ropero con Levi´s deshilachados. Aunque ya veremos cómo queda cada personaje tras el huracán económico que nos asola. Las últimas consecuencias están por llegar.

18 comentarios:

  1. Hola amig@s del Blog de Feluky:

    Guillermo apareció en el momento oportuno en el lugar oportuno. ¿Quién sino Guillermo para suceder a Ibarra? Cualquier otra apuesta estaba destinada al fracaso. Los tiempos exigían otra forma de ser, otra forma de hacer. La vieja guardia no suscita entre la ciudadanía excesivas simpatías y eso internamente se sabía.

    Estos son momentos de determinar qué se ha de hacer y cómo. A los ciudadanos nos importa poco quién lo hace. Eso ha de ser entendido por el PSOE. Obviamente cualquiera no vale para hacer lo que se determina, pues se suele fallar en la forma de hacerlo, en el cómo es conveniente hacerlo. La cercanía y la empatía con el ciudadano es fundamental y debe de ser sentida.

    Ahora vemos hechos diferenciales en los resultados electorales entre los que se obtienen a nivel regional y a nivel local. La diferencia en algunos casos es abultada. Estas realidades hay que analizarla. Las victorias pírricas son consecuencia de un no saber hacer. Un no saber hacer de los candidatos, pero también del partido a nivel local. Hay que tener presente que un candidato refleja el perfil mayoritario del partido en ese ámbito. Esto hay que cuidarlo. No debe de valer ganar por la mínima, no deben de valer las victorias pírricas; pues se deben más bien a ser los menos malos. En cuanto que el partido de la oposición aumenta y mejora su oferta se suele acabar desplazados del poder y de la gestión.

    Esta es una opinión que desea incitar a reflexionar. Quién tenga otra diferente que la presente, pues estoy abierto a ser convencido.

    Recibid un muy fuerte abrazote amig@s.

    ResponderEliminar
  2. Bueno bueno, yo aqui me veo de Cabo chusquero, que tampoco es tan mal oficio, y nunca ascienden a sargento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola amig@s del Blog de Feluky:

    Ojalá que hubiera muchos Cabos Chusqueros como nuestro Feluky, la realidad sería otra; pues los Cabos están con la tropa y eso es muy importante. Esto es algo que desatienden los Barones o Baronesas. No entienden que a la tropa hay que motivarla, retroalimentarla como se dice ahora técnicamente, a diario para que pueda alcanzar los retos que nos proponemos.

    Vivan por tanto los Cabos Chusqueros. Permitamos también la carrera profesional a los Cabos Chusqueros para que asciendan a General, pues su conocimiento del terreno es vital para la subsistencia de cualquier proyecto que se precie.

    Recibid un muy fuerte abrazote amig@s.

    ResponderEliminar
  4. Y que se supone que soy yo???
    es-que la nomenclatura del Ejercito no la controlo.

    Guillermo tiene dos virtudes que no tenían otros, INTELIGENCIA y VOLUNTAD.

    Y cada día su destacar sobre la media se hace más y más notable.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Vayamos por partes. Los cabos chusqueros son de mi pueblo, de tu pueblo, de su pueblo. Ascendieron aprovechando un vacío de poder, juntando tropas de aquí y de allá, prometiendo en falso. Feluky es el Almirante de un portaviones de la flota del norte; cierto es que ha tenido que sofocar más de un motín a bordo, pero siempre Almirante a la postre. Rosdelcar es una miembra de la cantera que ya juega en el equipo titular. Promete.
    He dicho.

    ResponderEliminar
  6. Hola amigo Feluky:

    Veo que te ha desaparecido medio blog. Toda la parte derecha del mismo no aparece cuando cargo la página. Debe de ser algún error de configuración. Intenta corregirlo si puedes.

    Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

    ResponderEliminar
  7. no soy capaz de arreglarlo, seguire intentandolo
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Creo que lo tengo Javier, esto tiene vida propia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. La renovación sigue siendo una tarea pendiente, y no es sólo de personas, debe ser de maneras y formas, de nuevas maneras de participación y mejores valores.
    Pero yo os pregunto a tropa, chusqueros, coroneles, almirantes y demás, ¿es posible con los mismos mimbres hacer un cesto nuevo de formas diferentes?. Es difícil. Por tanto, es hora de mimbres nuevos, de desalojar "aparateros" si la valía no es de altura. De no ser así, el partido se nos acabará por morir.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Veras Paco, ¿porque vamos a querer hacer un cesto nuevo, si este funciona muy bien?, Hemos ganado todas y cada unas de las elecciones.
    Los que deberíais hacer un cesto nuevo, con nuevas mimbres sois otros, pero deberá ser mejor que el que tenemos.
    Y pensad que para desalojar "aparateros" del cajón de las medallas, deberéis correr más rápido, saltar mas alto o lanzar mas lejos; No vale ser más guapo, mas joven o más alto, ni siquiera y eso si que es un merito, tener mas pelo.
    Como veras es muy fácil. Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Feluky no es cuestión de quitar viejos para poner jóvenes con pelo. Es cuestión del que más chifle capaor. Dicho en cristiano, de valías. Y si el que más merito tiene ganó todas las elecciones, sería absurdo que se retirara.

    Y como no entiendo de milis (al igual que Rosa) pues no sé como pasa uno de ser chusquero a almirante (a mi esto me sonaba a la marina). Unas primarias, y por méritos propios.

    Que tengáis un buen sábado todos

    ResponderEliminar
  12. Es lógico el temor a los cambios, el pavor al abismo. Pero el nuevo cesto tiene el mismo aparato pero a las personas se les elegirá por su valía como muy bien corrobora Hitos, con criterios objetivos que permitan tener a los mejores en los puestos de cabeza.
    Como ves es fácil, la mejora estaría asegurada, ya que serán los más preparados "que correrán, lanzarán y saltarán más y mejor".

    Y ahora la razón: no basta con ganar las elecciones dentro y fuera del partido, además hay que convencer. A la gente de nuestro partido y a los ciudadanos, no debemos ponerle siempre la misma comida, porque el día que otro proponga un plato nuevo dejarán de querernos. Y eso no está tan lejos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. HITOS-PACO parece que decimos cosas distintas, pero creo que decimos CASI lo mismo.
    1- la renovación no debe ser ni por esto ni por aquello, sino por que VALEN mas, Hito dice "el que mejor cape", Paco dice "el que mejor cocine", yo digo "el que más salte".
    2- ¿cómo se seleccionan?, HITOS dice "unas primarias y concurso de meritos", PACO dice "por su valía y con criterios objetivos" y YO digo "tienen que demostrar que son mejores".
    Y dicho esto ¿cual es el siguiente paso?. Podemos decirles a los viejos que se larguen, poner nuevos y esperar a ver que sucede. Porque si hacemos lo que dice HITOS no entra ni uno nuevo, unas primarias las ganaría casi siempre el “aparato” y en un concurso de meritos, tendrá muchos mas meritos el que haya comido mas chuscos, es decir el que más tiempo lleve; Si hacemos lo que dice PACO ¿quién determina la valía y quien fija los criterios objetivos? Siempre lo haría el “aparato”; Si lo hacemos como YO digo cualquiera preguntaría, ¿cómo pueden demostrar que son mejores si no les damos ninguna oportunidad?.
    No es sencillo, vamos que no es tan fácil como pueda parecer.
    Seguiremos, abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Siempre eligen los afiliados, a Guillermo le eligieron los afiliados, a Ibarra le eligieron los afiliados, a todos nos eligieron los afiliados.
    Vamos HITOS puedes hacerlo mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Una cosa es que se hagan elecciones en las asambleas y otra muy distinta que elijan los afiliados.

    ResponderEliminar
  16. El aparato somos todos y los aparateros se sorprenderían de los resultados de unas elecciones.
    Mira Feluky, tú sabes (igual que yo y muchos más) que podemos hacerlo mucho mejor, que podemos ofrecerle a los ciudadanos mejores candidatos, que podemos darle a los militantes mejores dirigentes y todo ello desde criterios más objetivos que podemos enunciar. Cuanto potencial oculto tras los aparateros y sin salir y sin poder hacerlo. Eso debería terminarse y para ello trabajo.

    ResponderEliminar
  17. ¿Más capacitad@s? Un buen punto de partida para una discusión. Por cierto, ¿por qué Guillermo Fernández Vara no ha elegido a l@s más capacitad@s para formar su Consejo de Gobierno?

    ResponderEliminar

Si no te gusta el blog, no lo leas, pero respeta las opiniones vertidas por los demás.
Se eliminarán las entradas ofensivas e insultantes.
Gracias por pasarte por aquí.
Bienvenido y Bienvenida.